HosteleríaNoticias

Fabricadores de Hielo: logra rentabilidad y diferenciación para tu negocio de hostelería y alimentación

JL Refrigeración fabricadores de hielo

En esta entrada analizaremos los distintos tipos de hielo y sus usos, así como la rentabilidad de fabricar hielo vs comprarlo en bolsas.

Historia del hielo

La fabricación y almacenamiento de hielo como concepto de preservación de la comida y la bebida ha sido uno de los descubrimientos más relevantes de la historia para garantizar alimento a lo largo del año.

Desde que el ser humano almacenase la nieve caída en el invierno en cavidades alejadas del calor y luz solar para poder conservar los alimentos durante los siguientes meses, y más cercánamente en el tiempo y a mayor escala, la industria surgida por el transporte transoceánico en barcos de grandes bloques de hielo desde zonas del ártico a los diversos países, la humanidad ha intentado que el agua congelada fuese un activo de ayuda indispensable.

En la actualidad, no se concibe la conservación de los alimentos sin el frío, y, por supuesto, sin un elemento esencial en el enfriamiento directo de cualquier líquido, o en contacto con el alimento, como es el hielo. Fabricado a demanda por maquinaria frigorífica capaz de lograrlo sin impurezas, libre de cal, y con formas adaptadas a cada producto.

¿Qué tipos de hielo podemos encontrar en el mercado?

El hielo en sus distintas variantes:

  • Bloques
  • Cubitos (macizo, hueco, semihueco, en dados, …)
  • en escamas
  • Granular o troceado (seco o húmedo)

Cada tipo de hielo tiene una aplicación y, por supuesto, máquinas especialmente diseñadas para fabricarlo.

Hielo en cubito macizo

El hielo de cubito macizo se fabrica bajo un circuito de característico dibujo de cuatro columnas autónomas y un sistema de duchas. Puede disponer de distintos tamaños y gramajes en función de utilidad y aplicación para los diferentes tipos de vaso. Una gran parte de la hostelería apuesta por este cubito. Mantiene la bebida más tiempo sin aguarse y es apto para cualquier tipo de vaso.

El hielo macizo de gramaje 36/40 cc es muy recomendable para las bebidas Premium, para las que se busca un cubito de calidad, gran pureza, acabado uniforme y color cristalino.

El hielo macizo de gramaje 48,52 cc así como el de 65/68 cc son ideales para las bebidas del vaso-tubo en entornos masivos. Es cierto que no todos los anchos de vaso admiten este cubito, por tanto no se recomienda para bebidas premium, pero sí muy aconsejable para vaso ancho o vaso de sidra.

Hielo en cubitos dado

El hielo macizo en cubito dado o medio dado es el ideal a la hora de enfriar la bebida a toda velocidad. En segundos su bebida estará helada. Diseñado para responder a las necesidades del exigente ritmo los establecimientos de fast-food, con máquinas ideales para grandes consumos de hielo.

Los fabricadores de hielo dado se presentan en bajo mostrador o bien en módulos con opción de apilarlos y duplicar la producción en el mismo espacio.

El sistema de fabricación es sencillo, fiable, y apto para zonas calcáreas y condiciones difíciles de trabajo. Se trata de uno de los cubitos más conocidos y utilizados en el mundo. Enfría muy rápidamente la bebida: el ratio de enfriamiento roza el 100%, para poder disfrutar en segundos de un refresco muy frío.

Cubito macizo gourmet

De forma más redondeada, y extremos superior e inferior planos. El cubito más apreciado por las bebidas Premium tarda en derretirse lo justo para no ralentizar el enfriamiento. Ideal para vasos anchos, no se recomienda en los vasos de tubo.

Cubito macizo rectangular

Es un hielo de formas rectilíneas y muy transparente, adecuado para los establecimientos que ofrecen calidad sin descuidar la cantidad.
Sus máquinas fabricadoras están diseñadas para fabricar hielo en las condiciones más adversas de calidad de agua y en los emplazamientos menos adecuados, que además puede retocarse a conveniencia para modificar el gramaje y el volumen del hielo.

Hielo troceado o granular

El hielo troceado o granular, cuyo fabricador se vale de un evaporador cilíndrico vertical y husillo de alta resistencia.

A los usos tradicionales de este hielo en los sectores de la alimentación y sanitario se han incorporado con fuerza otras actividades como los spa, tratamientos terapéuticos y laboratorios.

El hielo que puede obtenerse de estas máquinas es de dos tipos:

  • el Granular Seco, especialmente diseñado para la nueva tendencia en la hostelería internacional: el cocktail.
  • el Granular Húmedo, con un porcentaje mayor de humedad siendo perfecto para supermercados, transporte de pescado, conservación de fruta y verdura, así como aplicaciones industriales en el sector de la alimentación.

A mayor producción, mayor tamaño del hielo. Sus fabricadores permiten regular el grado de humedad del hielo según las distintas aplicaciones y usos al que destine la producción, y a gusto de las preferencias del usuario.

Hielo en escama

Es la opción más adecuada para enfriar y mantener alimentos perecederos; procesos de transformación de alimentos; instalaciones sanitarias y hospitales; agricultura y distribución; zoológicos y parques temáticos; piscifactorías; industrias de pesca, panaderas, cárnicas…

El funcionamiento de las máquinas fabricadoras de hielo en escama está basado en un cilindro estático y con una fresa que despega el hielo sin tensiones ni esfuerzos. Por ello, mantienen un excelente estándar de calidad durante todo el proceso de fabricación de grandes cantidades de hielo para uso industrial.

Su producción es de escama plana, muy fría y seca, con grandes producciones, con materiales no corrosivos, ligeros y de gran resistencia, asegura una larga durabilidad y un mantenimiento sencillo. Una máquina diseñada para disminuir las intervenciones de mantenimiento, asegurando la vida activa de la máquina y prolongando su longevidad.

Tipos de fabricadores de hielo

Para todo tipo de hielo hay una máquina o fabricador específico para generarlo. Cada una tiene unas características de producción especiales con el fin de lograr un producto con la cantidad, producción (adaptada a las necesidades de cada época del año), densidad, acabado, forma y dimensiones deseadas. Algunas de las tipologías más habituales son:

  • fabricadores de hielo adaptados para instalar bajo barra indicados para hostelería (para bebidas, refrescos, copas, cocktelería, granizados, smoothies, postres…),
  • equipos más industriales para los negocios de alimentación (supermercados, pescaderías industrias, almacenes frigoríficos, obradores de pan, y un largo número de aplicaciones),
  • Silos de hielo, en los cuales se logra almacenar en condiciones óptimas el hielo producido por el fabricador.

Cualquiera de estos productos son comercializados, instalados y mantenidos por JL Refrigeración para tu negocio en Asturias, o donde lo precises en la zona norte de España.

Rentabilidad de un fabricador de hielo para su negocio

En los últimos tiempos parece haberse impuesto la creencia de que la compra de hielo en bolsa es más ventajosa. Pero las cifras contradicen este sentido.

Sencillos pero concretos cálculos estimados y realizados por el prestigioso fabricante español ITV Ice Makers, ponen de relieve que la adquisición de un fabricador de hielo es rápidamente amortizable por cualquier tipo de negocio.

Esto se debe a que los consumos de agua y energía propios son muy inferiores (gracias a la eficiencia energética de los fabricadores actuales) por lo que en un corto periodo de tiempo de puede obtener un hielo de alta calidad con un coste reducido, y durante toda la vida útil de la máquina.

Además, se genera un valor añadido al producto ofrecido a su cliente, para poder diferenciarse de la competencia, con un tipo de cubito adaptado a lo que se necesita, libre de cal e impurezas, de color cristalino, y un poder enfriativo superior.

En definitiva, lo que se busca es un buen hielo, de bajo coste, y que sume calidad a la bebida ofrecida. Lo que es igual, el hielo fabricado en máquinas propias es rentable.

A continuación mostramos una tabla de comparativas de costes estimados, ofrecida por el fabricante ITV Ice Makers. En ella se puede comprobar como en un año se puede amortizar la compra de un fabricador de hielo de producción 35 kg, teniendo en cuenta que su vida útil aproximada puede ser de 10 años. Puedes ahorrarte durante ese tiempo unos 20.000 euros en hielo.

JL Refrigeración comparativa costes del hielo

En JL Refrigeración, como empresa instaladora frigorífica en Asturias, podemos orientarte en el tipo de hielo más adecuado para cada negocio o aplicación específica, así como por supuesto nos encargamos de la venta e instalación del fabricador de hielo, y su posterior mantenimiento preventivo y correctivo. Para que, aparte de asegurarte un hielo rentable para tu negocio, y ganar dinero con ello, te despreocupes de su fabricación.

https://jlrefrigeracion.com/contact/

ibe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *